Un buen abrazo es una buena medicina ¡Feliz día del abrazo!

Hoy, 21 de enero, es el día Internacional del abrazo. Esta fecha fue creada por el estadounidense Kevin Zaborney, al que le llamo la atención, la falta y escasas muestras de afecto que tiene la gente en público e incluso con los miembros de la familia. Es por eso que Zaborney ideo una forma, o la excusa perfecta, para hacer algo que a todos nos gusta, que es dar y recibir abrazos.

Abrazar tiene grandes beneficios para nuestra salud, es una buena medicina, entre sus beneficios, encontramos que mejora el humor, reduce el estrés y la ansiedad y hace que nos sintamos mejor anímicamente. Cuando abrazamos liberamos oxitocina, la hormona de la felicidad y los abrazos provocan una sensación de bienestar, tranquilidad y seguridad de inmediata. ¡Dar un abrazo son todo ventajas!

Así que hoy abraza fuerte y bien, puedes invitar a tu familia a visitar nuestro Centro Comercial Valle Real, recorrer las tiendas, haceros con las últimas tendencias en moda, compartir juntos en Bird Land y comer algo rico en los restaurantes de la planta alta y el broche final un buen abrazo ¡No te cortes, ten tiempo de calidad con tus seres queridos!

¡No hay excusas para hoy no dar un fuerte abrazo!

Hoy es el día perfecto para dar un buen y fuerte abrazo. La primera vez que se celebró este día fue el 21 de enero de 1986 en Clio en Michigan y pronto se popularizó por todos Estados Unidos, e incluso se incorporó en el Calendario de eventos “Chase” una publicación donde se exhibían las festividades locales del año, el dueño de este calendario era el abuelo de la mejor amiga de Zaborney, el fundador de este día, por lo que fue una gran publicidad, para fomentar cada 21 de enero dar abrazos.  

Dar y recibir abrazos es ganar en salud 

Los abrazos son una buena medicina, curan y reconfortan y así lo demuestran varios estudios psicológicos. ¿Pero qué nos proporcionan?

  • Los abrazos aportan seguridad: Las personas somos frágil por naturaleza, en especial los bebés, así que los abrazos nos ayudan a sentirnos más seguros y confiados.
  • Cuando abrazamos a alguien, nuestro cerebro segrega dos sustancias, la dopamina y la serotonina, ambas reducen el estrés y otorgan calma, tranquilidad y sosiego.
  • Nutren nuestras necesidades afectivas: Una persona necesita habitualmente, al día, una dosis de 14 abrazos para sentirse querido y apreciado plenamente. Según la psicología, las personas que no muestran afecto sufren el llamado hambre de piel, que no es más que la necesidad de tener contacto humano.
  • Los abrazos proporcionan a las personas tímidas tener más confianza, ser más espontáneos, abiertos y seguros de sí mismos.
  • Y por último, disminuye la presión arterial: Las personas que no tienen mucho contacto físico tienen una frecuencia cardiaca y una presión arterial más alta que la gente que dan y reciben abrazos con mayor asiduidad.
Publicación
21 de enero de 2023
Categorías
Salud
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio