La Reina de Inglaterra Isabel II ícono en el mundo de la moda

Con el adiós a la monarca más grande del siglo XX, la Reina Isabel II de Inglaterra, que ha fallecido el 8 de septiembre del 2002 en el castillo de Balmoral Escocia, con 96 años.

Si nos alejamos de su imagen institucional, Isabell II indudablemente, es todo un mito dentro de la industria de la moda y un ícono femenino. Y que pasara a la historia como una de las figuras más importantes e influyentes del mundo. 

Y es que, las generaciones son las que crean a los íconos del mundo de la moda. Si nos ponemos a pensar ¿Cuántas veces a lo largo de la vida una persona puede cambiar su estilo de vestir? Con 7 décadas de reinado, su estilo fue discreto, pero nunca aburrido, absolutamente atemporal. De hecho, la Revista Time firmo en su titular “La reina no necesita cambiar para estar con los tiempos. Los tiempos se adaptarán a ella” en 2015, lo que resume a la perfección la eternidad estética de la monarca.

Carlos Isabel

Imagen del actual Rey de Inglaterra Carlos III junto a su madre la Reina Isabel II, fotografía oficial de The Royal Palace

Analizamos la moda de la Reina de Inglaterra

 

Mucho más que un estilo

La moda es un arte de expresión en la que todos intentamos expresar los valores, las creencias y la estética de nuestra época, es una comunicación. Y así, jugo con la moda su majestad, haciendo una extensión de lo que muchas veces no podía comunicar, pero lo reflejaba con su poderoso vestuario tan singular. Siempre cargado de simbolismos, detalles en sus prendas y complementos. Analizamos en detalles las piezas estrella de la Reina y su influencia.

Influyo en el Punk

La diseñadora de moda británica, Vivianne Westwood, se inspiró en la Monarca para crear una colección cápsula, entre los que había vestidos y complementos, que la Reina lucio en los eventos más importantes, pero la diseñadora les aplico su toque peculiar Punk. 

También diseño la portada del libro Her Majesty, un homenaje fotográfico a Isabel II, donde aparecían imágenes de las fotógrafas de Annie Leibowitz o Cecil Beaton. En el año 2006, la diseñadora de moda Punk y New Wave, recibió por parte de la Reina la condecoración más alta del Reino Unido, convirtiéndose en Dama Comandante de la Orden del Imperio Británico. 

Los imprescindibles de la Reina

Entre sus piezas estrellas destacamos los sombreros, sus pañuelos, los mocasines con un discreto tacón, los guantes y sus broches, siempre escogidos con delicadeza en cada uno de sus eventos para expresar sus sentimientos a su tierra, su pueblo, su familia y su marido. 

Fundadora del Upciclyng

Para que un traje entrará en el impresionante armario de Su Majestad debían cumplir dos requisitos fundamentales: primero, tenía que ser confeccionado en un color llamativo y segundo, debía ser creado en un tejido sin arrugarse. 

De esta manera, la Reina podía reutilizar sus trajes, abrigos y vestidos, por lo que el actual fenómeno del upcycling (reciclaje de la ropa) Isabel II lo hizo mucho antes. 

Es más, en el año 2020 la Princesa Beatrice,  también se sumó a esta tendencia, tomando prestado el vestido que lucio la Reina Isabel II, en un viaje de estado en 1961, y que llego a lucir hasta en tres ocasiones, Beatrice lo convirtió en su vestido de novia.

Otro aspecto a destacar de su solemne estilismo, es que pesar de siempre tener un gran equipo profesional a su alrededor, la Monarca se maquillaba ella misma. Salvo las ocasiones puntuales que aparecía en televisión. Quizás por eso dentro de su mítico bolso negro no podía faltar su labial y un pequeño espejo.

Bolso negro

¿Pero, qué es lo que contenía su bolso realmente? Eso es casi un secreto de Estado, aunque en varios eventos se pudo ver como sacaba su labial. Son muchos los que especulan que contenía un botón de emergencia, otros dicen que escondía puzzles o caramelos. Aunque confeso al osito Paddington que guardaba en él un delicioso Sandwich, que quedo grabado en este divertido vídeo.

Lo que si sabemos, es que sus bolsos estaban creados a medida para ella por Launer y que era un complemento infaltable en todos sus looks.


Su pasión por el monocolor

El monocolor fue uno de los estilos más representativos de la Monarca. Tanto si eran visitas oficiales o eventos allí, ella acudía impecablemente vestida con su uniforme que tenía en toda la gama cromática, es más, su guardarropa es mundialmente conocido como el “armario arcoíris”. Siempre conjuntada con el mismo color a la perfección o con estampados llamativos.

Reina Isabel II monocolor

Con un blazer estilo saco y con falda por debajo de las rodillas, en los que solo cambiaba las texturas. Eso si, en tonos vitaminas, enérgicos, brillantes y vibrantes, que dejaba constar su presencia y un propósito Real, ya que era una señal de identificación para la guardia Real en caso de emergencia.

Quizás por eso, el día de su despedida se lució un hermoso arcoíris en el Palacio de Buckingham, en Londres, sin duda echaremos de menos su colorida presencia.

Londres

Publicación
10 de septiembre de 2022
Compartir