La evolución de los vestidos de punto

El punto es uno de esos tejidos que nunca llega a pasar del todo de moda. Basta con que surja una prenda o estilismo concreto por parte de las it girls del momento para que sea rescatado inmediatamente del olvido.

Con los vestidos en concreto no ha sido del todo así, sin embargo podemos afirmar que se trata de algo que siempre ha estado ahí.

Como tantas otras tendencias, tiene su epicentro en París, concretamente en el año 2017, cuando gracias a los looks de un grupo de influencers se convirtió en la prenda más buscada de la ciudad.

vestidos de punto

Como suele ocurrir en la moda actual, cuando una prenda adquiere el status de tendencia, asistimos en las sucesivas temporadas a una evolución que la convierte en un recurso cada vez más versátil y accesible.

Vestidos de punto antes y ahora

El vestido de punto ha tenido una evolución significativa en los últimos años. Este es el análisis que hemos realizado:

    • Temporadas anteriores: el vestido estaba compuesto de materiales suaves (algodón o lana) y ofrecía dos opciones de escote: de barco o de cisne. Solía tener también una gran abertura que permitía enseñar algo de piel y caminar con tacones. Era una prenda básica y además, solíamos encontrarlo en colores sencillos y fácilmente combinables, como el negro, gris o beige.
    • Temporada actual: la imaginación es el límite. Existen tantas opciones como mujeres con ganas de llevarlos: corto, entallado, con adornos en el escote, largo…

vestidos de punto

Los vestidos son un must en nuestro vestuario y concretamente, los de punto, llevan varias temporadas ocupando un lugar destacado en nuestro armario. Son cómodos, sensuales, versátiles y puedes lucirlos tanto con tus looks diarios con unas sneakers y una cazadora biker, como en tus looks nocturnos con una blazer y unos zapatos de tacón altos. ¿Con qué estilo te sientes tú misma? ¡Nos vemos en Valle Real a la caza del vestido de punto perfecto!

Publicación
25 de octubre de 2021
Compartir